PAIPÁI RESTAURANTE

“Un edén gastronómico ”

Madrid – Agosto de 2018.

Una vez más de visita por Madrid y una vez más por trabajo. En esta ocasión como la visita es algo más relajada me acompaña mi mujer y como no, una de nuestras actividades favoritas en pareja es … comer y… cenar, entre otras cosas!!! jajaja.

Salimos del hotel en el que nos alojamos, Ilunión Pio XII, una fantástica elección, personal muy atento, instalaciones muy cuidadas, incluso con un pequeño gimnasio en la planta baja para uso de los clientes, pero sobre todo… ¡Cama y almohada muy cómodas! y con buena iluminación.

El viaje  estaba siendo muy agradable y más por la compañía… pero quedaba la guinda, el descubrimiento, una de las razones por las que disfruto de la gastronomía, “Paipái”.

Paipái es uno de esos restaurantes en los que absolutamente todo esta fenomenal, comida, atención, ambiente, pero no quiero adelantarme al relato de una noche increíble ya que todo empieza con un coctel de cítricos y manzana…

Como venía diciendo paseábamos por Madrid cuando localizamos una terraza completamente vacía… perfecto para disfrutar de una cena “íntima” con mi mujer (en Madrid en Agosto y con la temperatura que se alcanza en sus calles, el calificativo de íntimo es bastante acertado!!! jajaja). Cual es mi sorpresa que al entrar en el local a ver si nos podían servir algo para cenar… Completamente lleno!!! y no solo eso… lo primero que ven mis ojos es “Bao de Cochinita Pibil”!!! como si el destino me hubiera llevado a esta terraza intencionadamente. (Más tarde y revisando su perfil de instagram para ver alguna foto de los platos del restaurante… ya lo seguía!!! sin haberme percatado conscientemente, alguno de sus platos me habría gustado y habría empezado a seguirlo).

Nos atiende un camarero al que iría apreciando más y más a medida que avanzaba la noche. En primer lugar nos recomienda su carta de cocteles y antes de que la pusiera en la mesa directamente, viniéndonos arriba por la sugestión del Bao de Cochinita nos lanzamos a la aventura… “Por favor un coctel con sabores a lima o limón, o con un toque amargo!!!” “Enseguida”, nos responde y antes de que pudiésemos terminar de ver la carta, allí estaban nuestros cocteles con una espiral de manzana decorando la copa y dandole un aspecto visual que incitaba a terminarlo de un solo trago. Tan rico como amargo, mi paladar había empezado un viaje sin vuelta atrás. La intención de poder disfrutar de al menos tres o cuatro tipos de cocteles más, advirtió que deberíamos comer bien para poder soportar la bebida… y empezamos con la retahíla de platos. Acabarían siendo 6 ni más ni menos. Siendo mi mujer un pajarito… ¡ME PUSE LAS BOTAS! Si el humorista Dani Robira hace mención en uno de sus monólogos «la cita perfecta» al formato de hombre “medio postre”!!! yo soy «postre y medio o plato y medio», porque mi mujer con la mitad de un plato o con la prueba tiene más que suficiente… jajaja, por eso me encanta cenar con ella. (entre otras cosas, que luego me lee y nos conocemos, jajaja).

Para abrir boca y poder asaltar el segundo de los coctel, en este caso con sabores a mandarina, naranja o mango, pedimos “huevo crujiente a baja temperatura sobre parmentier de patata, trufa negra y salsa de carrilleras y queso manchego”, sería capaz de comerme tres o cuatro platos de este tipo de lo buenísimo que estaba, el huevo crujiente rico, crujiente valga la redundancia y muy blandito en la parte interior, pero la salsa…  parmentier de patata con salsa de carrileras y queso manchego, es necesario repetir que la compone, sublime, espectacular, a cucharadas una detrás de otra hasta que el plato quedo a punto para rematarlo a base de ¡PAN!. Pasaron cuatro cargueros y dos buques por encima del plato para acabar con el, parecía recién lavado!!! la primera receta ya tenía el 10 sobre 10. (pequeña aclaración sobre los cargueros y los buques, normalmente se denominan barquillos cuando mojamos pan en salsa, pero tal fue la impresión del sabor que podría untar la barra entera de pan si así me la hubiesen servido… jajaja, de ahí cargueros y buques).

HUEVO CRUJIENTE A BAJA TEMPERATURA SOBRE PARMENTIER DE PATATA, TRUFA NEGRA Y SALSA DE CARRILLERAS Y QUESO MANCHEGO

El segundo asalto después de terminar con otro de los coctel , hace descender del cielo una fuente con un par de “Bahos de cochinilla pibil con mayonesa de chile chipotle” y un ángel en este caso un “Alberto Riaza” jajaja, me comenta que son un poco picantes… ¡que maravilla!, mi mujer que no tolera el picante no las puede ni probar!!! son todas para mi!!! que lujuria gastronómica por favor!!!. Solo conocía un sitio en el que la cochinita pibil me hacía desvariar y con este ya son dos. Haciendo un pequeño homenaje… Chingadamente chingonas!!!! no se si esto tendría algún sentido en México pero por favor, al que disfrute con un buen bao y le apasione la cochinita pibil que se coja un taxi, el coche o un avión solo para venir a probarlas, merece la pena.

BAO DE COCHINITA PIBIL
BAO DE COCHINITA PIBIL
BAO DE COCHINITA PIBIL

“Tacos de lomo bajo con guacamole, frijoles refritos, cebolla encurtida y queso feta” aquí la que disfruto fue mi mujer, que al no ser picantes le encantaron. Yo decir que estaban muy ricos pero después de la “chingadamente chingona cochinita”…

TACOS DE LOMO BAJO CON GUACAMOLE, FRIJOLES REFRITOS, CEBOLLA ENCURTIDA Y QUESO FETA

Y hablando de México y con el tercero de los coctel sabor a fresa y frutos del bosque sobre la mesa, “Albóndigas de secreto Ibérico, salsa de vino tinto y mole mejicano”… “mama siento decirte que las albondigas del Paipái están mejor que las tuyas” y todo el que entienda el significado de esta afirmación,  sabe que no necesito decir nada más.

ALBONDIGAS DE SECRETO IBERICO, SALSA DE VINO TINTO Y MOLE MEJICANO
ALBONDIGAS DE SECRETO IBERICO, SALSA DE VINO TINTO Y MOLE MEJICANO

De México a Japón seguimos disfrutando un montón… “Maki Paipai (langostino crujiente, aguacate, mayonesa japonesa, salsa tampico tonkatsu, Korn Flakes)”, un plato super completo de sabores, muy agradable y jugoso para el paladar, a mi mujer fue el que más le gusto y a mi me sorprendió. Una especialidad y un plato temático del Paipái que merece ser probado por todo el que se acerque a este restaurante.

MAKI PAIPÁI

El penúltimo de los cocteles ¡SABOR PISTACHO! con un mikado de ¡PISTACHO! y el último plato,  “Curry rojo de gambón, chipirón y crujiente de verduras”, con un dibujito de una guindilla al lado de este plato… le pregunto a Aberto “¿Pica? me encanta el picante, si lo podes intensificar un poco más sería perfecto”, Alberto me contesta, “Es bastante picante” y se va en busca del plato. Al colocarlo en la mesa espera a mi primera cucharada y pregunta “¿que tal?” a lo que respondo… “Esta bien pero a mi me encanta llorar de vez en cuando, jajaja». Inmediatamente aparece con una salsa más picante que habían preparado en la mañana pero que entendían que el plato sería demasiado picante…

CURRY ROJO DE GAMBOM, CHIPIRON Y CRUJIENTE DE VERDURAS

… en esta ocasión para no seguir utilizando mi redacción exagerada… dicen que una imagen vale más que mil palabras.

Y ahora sí, por último… un nuevo descubrimiento dentro de esta fantástica experiencia, el coctel en esta ocasión de calabaza y canela, estaba acompañado de un ¡MIKADO DE FRUTOS DEL BOSQUE!!! super adictivo… me los acabe!!! jajaja, incluso escribiendo y recordando esta fantástica cena la he vuelto a disfrutar. Enhorabuena por vuestra cocina y por vuestro trabajo al equipo Paipái, en este caso en particular a Alberto Riaza, todo un placer disfrutar de un servicio que ha hecho que la cena con mi mujer haya sido fantástica. Como diría Terminator… Volveré!!!


PAIPÁI

Dirección: Plaza del Perú nº4, 28016 Madrid

Teléfono: 913 48 67 88

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.