PABLO GALLEGO “Un buen sabor de boca”

Coruña Diciembre de 2015.

Hoy tenemos una reunión de negocios y sí, hemos quedado para comer.

Desde muy joven había escuchado a empresarios con empresas importantes decir: “Los mejores negocios siempre se cierran con una buena comida o con una buena cena”. No entendía el por que de esta afirmación, de echo pensaba, “Yo en una buena comida o en una buena cena estaría mas pendiente de disfrutar los platos que de cerrar un contrato”. Pues bien, como todo en esta vida, he acabado por entenderlo y vivirlo a base de tiempo y experiencia. En mi caso os puedo asegurar que en el  momento de recibir los platos en la mesa, mi opinión no ha variado ni un pelo, ¡LO PRIMERO ES COMER! Pero si que es cierto que se vive un momento de distensión y cercanía entre los comensales durante el proceso de la degustación de platos que hace que en la sobremesa todo sea más abierto y directo. Además tengo que decir que muchos de los buenos momentos de empresa los he pasado cerca de un buen manjar.

Pero volviendo al tema principal, en esta ocasión hemos seleccionado a Pablo Gallego porque siempre es un acierto cuando se trata de quedar bien. Uno de nuestros invitados, es un gallego afincado en Sevilla  y al que le tira la tierra en la que se ha criado. Bueno, le tira la tierra y le tira la gastronomía de la tierra. La verdad es que es un privilegio vivir y comer en Galicia.

Para empezar hemos pedido unas almejas. Tengo que decir que venían 8 por ración, contadas, pero no podían venir más porque solo 8 llenaban el plato. ¡Que tamaño! se podría usar cada una de las conchas como cuchara sopera, estaban realmente buenas. Y que decir de la salsa, no nos pudimos resistir e hicimos algún que otro barquillo. (para el que no este habituado a esta expresión, hacer un barquillo es mojar pan en salsa, y os recomiendo esta practica).

Seguimos con unas vieiras. ¡Nos estamos poniendo las botas!. Aunque si que es cierto que por mi cabeza se pasaba un ligero pensamiento: “Si a mi me invitan a una comida así les firmo lo que me pidan” ¡Jajaja!

Un conocido de la casa, hamburguesa de buey angus. Este no pegaba mucho entre lo que estábamos pidiendo pero siempre que vengo aquí me gusta pedir este plato, no es el mejor, pero si uno de los que me hace gracia comer en este restaurante.

Dos platos para terminar, huevos fritos con gulas y salteado de setas y gulas. En este momento pensaba “los tengo donde quería” con estos platos no se me resisten, jajaja. Los huevos estaban deliciosos, si que es cierto que los recordaba un poquito más picantes de haberlos pedido otras veces, pero aun así estaban buenísimos. Y el salteado, como fue el último de los platos y mis compañeros de batalla estaban ya satisfechos, fue un uno contra uno en el que una vez más he salido victorioso.

La verdad es que hasta que no acabamos de comer apenas intercambiamos un par de impresiones, y claro está sobre el sabor de los platos, por lo menos es de lo que yo me acuerdo, como os decía mientras hay comida de por medio no atiendo a razones. Habría que preguntar a mis compañeros si me encontraron un poco ausente…

El postre, cañas de crema de avellana, perfecto para terminar.

En este caso nos quedamos unas horitas más hablando de negocios, y entre la buena sensación de la comida, y que hablamos de temas bastante interesantes para las dos partes, me quedo un “BUEN SABOR DE BOCA”.

Ambiente: 9

Personal de Sala: 9

Platos: 9

SENSACIÓN: 9

Pablo Gallego

2015-12-04 Pablo Gallego CORUÑA 01
ALMEJAS
2015-12-04 Pablo Gallego CORUÑA 02
VIEIRAS
2015-12-04 Pablo Gallego CORUÑA 03
HAMBURGUESA DE BUEY ANGUS
2015-12-04 Pablo Gallego CORUÑA 04
HUEVOS FRITOS CON GULAS
2015-12-04 Pablo Gallego CORUÑA 05
SALTEADO DE SETAS Y GULAS
2015-12-04 Pablo Gallego CORUÑA 06
CAÑAS DE CREMA DE AVELLANA

Deja un comentario